MicroBit es una pequeña tarjeta programable que ofrece un sistema intuitivo y funcional para el aprendizaje de la programación y la robótica. Se puede programar desde cualquier navegador web en bloques, como Make Code o Scratch, sin necesidad de ningún otro software.

Este innovador dispositivo está diseñado para integrarse en las aulas desde el primer momento. Más accesible que el simple hecho de programar, es una gran manera de conseguir creaciones geniales, con resultados divertidos y prácticos. Desde robots a instrumentos musicales, pasando por experimentos o retos informáticos, las posibilidades que ofrece son infinitas.

En el CRIET de Calamocha, seguimos apostando por el desarrollo de la creatividad de nuestro alumnado, así como en el afianzamiento de sus destrezas digitales. Por eso en nuestras sesiones de talleres, a los que denominamos "jugar y crear", reservamos un espacio y un tiempo semanal para el aprendizaje lúdico a través de MicroBit .

IMG 20190226 195432

 

En este segundo trimestre, se están realizando proyectos básicos como el diseño de iconos y juegos de imagen, brújulas, dados digitales o microchats entre dispositivos, con objeto de seguir avanzando en el tercer trimestre, hacia propuestas didácticas más complejas y diferentes a las que puedan tener acceso en sus aulas rurales.

El uso de estas herramientas permite, no sólo interiorizar conceptos básicos del pensamiento computacional, sino además desarrollar habilidades en inglés y participar en proyectos colaborativos e internivelares, reforzando así sus valores.

En definitiva, las prácticas con MicroBit favorecen la creatividad digital de los niños y niñas a partir de la etapa de Educación Primaria, lo que les anima a ejercer como creadores, en lugar de limitarse a ser meros consumidores, contribuyendo así a una nueva generación de pioneros tecnológicos.

Ana Costa Serrano

                                                                   Maestra Educación Primaria CRIET de Calamocha