A 400 kilómetros de la Tierra, en la Estación Espacial Internacional, el astronauta francés Thomas Pesquet está recogiendo datos para un experimento sobre campos magnéticos diseñado por un grupo de alumnos de 4º de la ESO del instituto de Valdespartera de Zaragoza. Puede sonar a ciencia ficción, pero es el premio de un concurso de la Agencia Espacial Europea (ESA).

 

Un proyecto de 50 alumnos del IES Valdespartera de la asignaturas de Tecnología y de Scientific Knowledge ('Cultura científica', en inglés) ha sido seleccionados en el concurso Astro Pi Challenge de la ESA. Primero fueron seleccionados entre 350 centros de toda Europa y ahora han pasado a la fase final con 45 (junto a otros tres españoles).

"La ESA organiza un concurso para que los jóvenes diseñen experimentos que puedan ser realizados en la estación espacial. Me pareció una iniciativa fantástica y una manera de motivar a los alumnos, y decidí apuntarles. El espacio es un tema que les gusta mucho. Han trabajado bien y estamos muy orgullosos de que nos hayan seleccionado", afirma Cristina Bohanna, profesora de Cultura Científica y coordinadora del proyecto. Todo el trabajo lo realizan en inglés.

Se apuntaron y en diciembre les llegó una pequeña caja al instituto con las instrucciones y las piezas para montar el ordenador Astro Pi. Imprimieron la carcasa en una impresora 3D de Etopia, le colocaron unos sensores y aprendieron programación para configurarlo. El astronauta Thomas Pesquet tiene otro ordenador a bordo de la estación espacial y desde allí les mandó la primera prueba de la competición. Se comunican con él vía Twitter. 

"La primera prueba consistía en diseñar un experimento usando uno de los sensores del ordenador para detectar la presencia humana en la estación. Elegimos el sensor de humedad y medimos los cambios. La segunda prueba era libre. Se nos ocurrió medir las variaciones del campo magnético que experimenta la estación cuando se encuentra orbitando en función de si es de día o de noche", explica María José Blasco, de 15 años, una de las participantes en el proyecto.

Los alumnos de Valdespartera ya han mandado su experimento a la estación estación internacional, que da 16 vueltas a la Tierra cada 24 horas. Allí, Pesquet está recogiendo los datos y se los enviará a los chavales antes del 15 de mayo para que ellos los interpreten.

"A lo largo de los meses que ha durado la actividad hemos aprendido muchísimas cosas sobre la vida de los tripulantes de la estación, la microgravedad, el campo gravitatorio de la Tierra y los efectos de la Luna sobre las mareas, la chatarra espacial, la magnestosfera que nos protege de radiaciones nocivas y mucho más. Hemos contemplado la belleza de la Tierra desde 400 kilómetros de altura, nos hemos dado cuenta de lo delgada y frágil que parece la atmósfera desde fuera, hemos considerado la posibilidad de viajar a Marte. Y hemos visto que trabajando juntos y aportando lo mejor de cada uno, podremos llegar hasta el infinito y más allá", cuentan en su blog los alumnos y alumnas del Valdespartans Team.

"El primer día, cuando la profesora nos contó el proyecto, no podíamos ni imaginar llegar hasta aquí. Es impresionante que un astronatua de la Agencia Espacial Europea esté haciendo nuestro experimento. Quién sabe, igual en el futuro sale un astronauta de esta clase", apunta María José.

"Los chavales han aprendido mucho sobre el espacio y sobre mucho más. Es muy emocionante lo que han conseguido y lo que pueden conseguir en el futuro. De este proyecto han aprendido que el mundo es muy pequeño, que pueden conseguir cualquier cosa que se propongan, que siempre hay que intentarlo", reflexiona la profesora.

Fuente del texto: Heraldo digital

Profesora Cristina Bohanna IES Valdespartera

+info Blog http://iesvaldespartera.catedu.es/?p=5995